top of page

Cómo limpiar y desinfectar arenero de gato

La caja de arena de tu mascota es crucial para ella, ya que tienes en casa a uno de los animales más limpios que existen. Por tanto, tú también tendrás que poner de tu parte para contribuir a su bienestar, ya que estos animales están realmente incómodos con la suciedad y pueden contraer determinadas infecciones. Aprende cómo limpiar y desinfectar el arenero del gato para tenerlo todo bajo control.


Consejos limpiar el arenero del gato

Lo ideal para limpiar el arenero correctamente y que esto además resulte sencillo es adquirir cierta rutina, ya que si dejas que se amontone la suciedad va a resultar más complicado. Esta rutina sabrás verla fijándote en los hábitos de tu mascota, la capacidad absorbente de tu arena y el lugar en el que esté ubicada la caja. Con este cómputo de cosas te harás una idea de la regularidad.


Los pasos a seguir para limpiar el arenero del gato correctamente van a ser los siguientes:


Vaciar la caja de arena y colocar los residuos de esta en una bolsa de plástico o de papel, es preferible la segunda opción para ser más ecológicos.

Se debe verter el agua caliente en la caja y aplicar jabón. A continuación se deja que el agua y el jabón ablanden la suciedad (unos 10 o 15 minutos).

Con la ayuda de un estropajo o de un cepillo se empieza a limpiar la caja.

Una vez ha quedado sin residuos se retira el agua y se enjuaga con agua fría la caja.

Con la ayuda de un trapo o de un papel, se seca con esmero la caja.

Por último, cuando ya esté bien seca, se coloca la arena nueva.

Al retirar la arena del gato es muy común encontrar ciertas manchas blanquecinas pegadas a las superficies. Es por esto que puede ser conveniente desinfectar la caja de arena además de limpiarla, un proceso que puedes seguir tras pasarla por agua y justo antes de poner la arena nueva.


Cómo desinfectar el arenero del gato

Desinfectar el arenero del gato va a prevenir problemas e infecciones tanto en el gato como en las personas que habitan en la casa y pueden estar en contacto con el entorno de la mascota. Para llevar a cabo este proceso basta con hacerlo cuando se realice la rutina de limpieza, no es necesario hacerlo más veces o en momentos separados.


Una buena forma de hacerlo es con algún producto que contenga una fórmula sin lejía, ya que estos productos eliminan el 99,9% de las bacterias del baño y, por tanto, del arenero de tu gato que comúnmente se sitúa en esta misma habitación.

  1. Solo tendrás que pulverizar el producto sobre la superficie en cuestión y deja actuar unos segundos.

  2. Extiende y limpia con una bayeta húmeda, y frota hasta obtener el brillo y el resultado deseados.

  3. La caja de arena de tu compañero favorito estará desinfectada y libre de todo tipo de bacterias o virus, para que tanto tú como él os sintáis seguros en casa y con menos riesgos para la salud.




50 visualizaciones0 comentarios

Comments


bottom of page