top of page

Cómo enseñar a un gato a usar el arenero

Antes de empezar a adiestrar a tu mascota, es muy importante que sepas que debes comprar una caja de arena o un arenero para gato del tamaño adecuado para que el animal se sienta cómodo utilizándolo. Sus dimensiones y su altura deben ser ideales para que el gato pueda acceder y estar allí sin problemas. Además, es recomendable que coloques el arenero en un sitio poco transitado y nunca cerca de la comida o la cama.

Por otro lado, debes tener la arena suficiente como para que el gato pueda cubrir sus excrementos, pero sin excesos. El animal no controla y al querer tapar sus necesidades puede echar arena fuera de la caja y ponerlo todo perdido. Es por eso que necesitarás limpiar el arenero para gato al menos dos veces al día.



Nada de gritos ni regaños

Hay que tener muy en cuenta que todos los consejos para educar a un gato deben hacerse sin gritos ni regaños. Si esto ocurre, se asustará y verá la caja de arena como un lugar incómodo. Así será mucho más difícil que la utilice ya que no se sentirá cómodo allí.


A medida que vaya aprendiendo, es muy recomendable felicitarle y premiarle. Los gatos captan muy bien cuando estamos contentos con ellos. Si le felicitas su buen comportamiento o si le reprendes de forma suave, el gato lo asimilará mucho mejor y aprenderá mucho más rápido.


Consejos de enseñanza

En primer lugar, puedes colocar al gato en el arenero y enseñarle con tus manos cómo escarbar en la arena. No hay que presionarle para que lo haga, ya que no se sentirá cómodo y no hará lo que le dices. Los gatos aprenden rápido y al ver cómo escarbas con las manos lo harán ellos con sus patas.


En el caso de que el gato haga sus necesidades fuera de la caja de arena, debes recoger el excremento y ponerlo en el arenero para que él vea dónde debe hacerlo la próxima vez. Y si no entierra sus excrementos, tápalos tú con un poco de arena para que aprenda que tiene que hacer lo mismo.

Otra opción es llevarle al arenero justo en el momento en el que veas que está poniendo la postura para hacer pis o defecar. Quizás la primera vez se sienta incómodo y no lo haga en el arenero para gato. Tendrás que repetir la acción varias veces hasta que aprenda que es allí donde debe hacer sus necesidades.


Los hábitos de los gatos

Hay que tener muy en cuenta que los gatos tienen una serie de rutinas y hábitos cada día. Normalmente, suelen hacer sus necesidades después de comer o tras la siesta. Tienes que fijarte en qué momento lo hacen para estar atentos que ya han aprendido. De no ser así, tendrás que seguir con las pautas anteriores y respetando sus hábitos diarios.


La mejor arena para gatos

La caja de arena debe reunir no solo unas condiciones específicas para que el gato se sienta cómodo para hacer allí sus necesidades. El tipo de arena que utilices es también fundamental, ya que debe tener una buena capacidad de absorción, ser desodorante y nada perfumada.


En definitiva, educar a un gato para que haga sus necesidades en la caja de arena no es una tarea muy complicada. Solo hay que tener un poco de paciencia y mostrarle cómo debe hacerlo. Los gatos son muy estrictos con sus hábitos de limpieza y, una vez que adquiera esta capacidad, hará siempre sus necesidades en el arenero para gato.


También es importante, por último, que escojas el tipo de arena más adecuado y la caja de arena más cómoda para que tu gato se sienta a gusto. Así no tendrá ningún problema en ir siempre allí para hacer sus necesidades diarias.

14 visualizaciones0 comentarios

Comments


bottom of page